marzo 19, 2011

AMOR A LA NATURALEZA

Extraido del libro: El Latido del Aire

El mandato sonó como un trueno en el firmamento despejado: 

Llenen la Tierra y sométanla.
Tengan autoridad sobre los peces del mar,
Sobre las aves del cielo 
Y sobre todo ser viviente
Que se mueve sobre la tierra.
Era la tarde del día Sexto
Y el que Les hablaba vio que todo cuanto había hecho era bueno.
Ellos eran dos, o tal vez sólo un puñado

Pero el rencor se aprestaba para herir al grupo
Y no pudieron ejercer la autoridad mandada
Pues la Naturaleza se burlaba de esos pocos
Los peces les eran esquivos

Las aves huían de su presencia
Y los seres terrestres los enfrentaban
Con cuernos afilados y garras desafiantes.
Así fue el principio, urgido de impaciencia

Enseguida vinieron los días grises
De luchas y conquistas
De sangre derramada y de bosques desvastados
Y hoy aquí parados frente a la Naturaleza vencida

Recordaron el Mandato
Y algunos comprendieron que la autoridad otorgada
Fue malentendida desde el Principio
Que debían llenar la Tierra de Belleza y Alegría

Que para someterla debían primero amarla
Y que la autoridad era primero ejemplo
Ya no necesitaban regresar a doblegar al ángel guardián

Ni extinguir la llama de su espada amenazante
Sino que el Jardín estaba allí
Detrás de sus casas


Génesis, 1-28 

2 comentarios:

  1. You made some good points there. I did a search on the topic and found most people will agree with your blog.

    buy cialis

    ResponderEliminar
  2. This blog is bookmarked! I really love the stuff you have put here.

    cialis

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...